Tagged estado de derecho

Desterrando el castellano

» Que el Estado abdique de su obligación constitucional de satisfacer las pretensiones legítimas de cada ciudadano español de recibir educación en castellano – y no solo en la lengua cooficial que corresponda – es inadmisible».

Comités de la verdad

«Es fácil atisbar los peligros que encierra un estado que construye la verdad oficial diluyendo el proceso individual de discernir la verdad de la mentira o de la media verdad».

El Congreso, en un sueño profundo

«Si bien nuestro marco constitucional permite que las sucesivas prórrogas de un estado de alarma puedan incluso superar el plazo límite de 15 días, es necesario cuestionarse hasta qué punto se pueden estirar estos límites temporales sin que afecte a la propia naturaleza del estado de alarma».

Operación Toga

«un Estado democrático no puede permitir que de forma reiterada y generalizada se ataque sus instituciones. Protegerlas implica proteger los derechos de los ciudadanos que no piensan como sus atacantes, abandonarlas es abandonar a esa mayoría que quiere convivir en libertad y tranquilidad».