From Proceso penal

La desconfianza belga es infundada

“La decisión de la justicia belga de no ejecutar la orden europea de detención de los exconsellers fugados de España contiene una errónea aplicación de la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El análisis de la doctrina del Tribunal evidencia que se ha producido una aplicación de la normativa comunitaria contraria a esa doctrina”.

Catalá y Robles en su laberinto

“ninguna de esas declaraciones es sorprendente, porque comparten el tono con el que hoy en día los líderes políticos tratan de interpelar a una gran masa de ciudadanos, desafectos con su gestión y descreídos del sistema que representan, recurriendo a un discurso emocional y deformado, donde poco importan la objetividad y sensatez de lo que se dice”.

La sentencia de la manada y los juicios paralelos

“El problema de los juicios paralelos es que, normalmente, ya se conoce su veredicto antes de esperar a la resolución final. (…) el proceso paralelo no consideraba necesaria más prueba que la versión de la víctima, (…), con lo que el fallo estaba ya absolutamente predeterminado.”

Denegación de la orden de detención por rebelión

“El juicio que ha hecho el Tribunal alemán es más propio de un juicio plenario, al valorar la violencia de acuerdo con la jurisprudencia alemana, que el de doble tipificación a los efectos de dar cumplimiento a una orden europea de detención. Hay que destacar que el Tribunal alemán no niega que se cumpla el requisito de la violencia, lo que hace es valorar, repito que como si fuera un juicio plenario en el que los hechos le hubieran venido dados con carácter probado, su intensidad para descartar la ejecución de la orden europea de detención”.

¿Por qué no procede la entrega por delito de rebelión?

“la decisión alemana se integra  en el contexto de las garantías del sistema procesal español. Porque uno y otro elemento forman parte del sistema europeo de toma de decisiones judiciales y de construcción de un espacio de seguridad y libertad comunes. Y nosotros no solo confiamos en el derecho, sino que estamos orgullosos de nuestros jueces y de nuestras garantías”.