Tagged segunda oportunidad

Compras seguras, ¿y aseguradas?

“Sin embargo, tal protección no es omnímoda, requiere igualmente de cierto ejercicio de responsabilidad por el consumidor en la lectura detallada del contrato de tarjeta de crédito o en la solicitud de financiación. Uno de los aspectos a tener en cuenta en la llamada letra pequeña del contrato es el seguro de crédito”.

La punta del iceberg

“Del escenario perfilado resulta más que evidente que muchos de los trabajadores afectados se verán obligados a llevar a cabo un incierto peregrinaje en orden a reclamar sus derechos que podría llegar a prolongarse en el tiempo más de lo que, ciertamente, sería deseable”.

Recuperar el crédito

“(…) Necesitamos un sistema de tutela al consumidor y al pequeño empresario que ponga el acento en cómo se produce ese endeudamiento para tratar de prevenirlo. Para lograr eso debe implicarse a las entidades financieras en la tarea, diseñando instituciones crediticias que eviten la concesión irresponsable de financiación, de manera que se evite  a su vez lo que igualmente podría denominarse como un sobreendeudamiento irresponsable”.