Bienvenido seas: carta a un juez en su primer destino

“Has recorrido un larguísimo y duro camino para llegar a tu sueño: la carrera de derecho, seguramente el Máster de acceso a la abogacía, los intensos años de oposiciones, los exámenes en el Tribunal Supremo, las caídas, las tentaciones de tirar la toalla, las remontadas y finalmente el aprobado”.

Que me quede como estoy

“La exigencia de mayorías reforzadas y el establecimiento de mandatos de cinco años responden a la finalidad de que el órgano de gobierno de los jueces no dependa del ejecutivo de turno. A nadie se le debería escapar la perversión que representa una reforma que pretende en último término convertir al CGPJ en una sucursal del Gobierno”

Lealtad a la Corona

“El Rey, no solo es el jefe del Estado, sino que representa su unidad y permanencia, por eso los jueces administramos justicia en su nombre. Es un símbolo de nuestra independencia de los otros poderes del Estado, del ejecutivo y del legislativo. Por eso los jueces, además de jurar guardar y hacer guardar la Constitución, juramos lealtad a la Corona”.

La prudencia del juez

“La prudencia por tanto es el camino. Deliberar, razonar y justificar. Estas son las palabras claves. No es importante el resultado sino la senda recorrida para alcanzarlo”.

Sr. Ministro: sobre la renovación del CGPJ

“La renovación del Consejo es un problema permanente de nuestra democracia. En esta elección se entrecruzan muchos intereses. Unos son políticos, ya que afortunadamente hay diferentes formas de entender el gobierno de los jueces y la política judicial, y otros responden a ambiciones partidistas o personales, unas legítimas y otras espurias”.