11S: El riesgo de la banalidad

“lo trascedente es siempre la defensa, intransigente e ineludible, de un elenco mínimo pero suficiente de compromisos jurídicos y éticos: los que sostienen a una sociedad democrática que quiera seguir siéndolo”.

La prisión provisional tras el dictado de sentencia en primera instancia

“la prisión provisional tras el dictado de la sentencia en primera instancia debe mantenerse cuando los hechos presentan elementos de gravedad, cuando la pena es de una duración considerable que llevan al pensamiento racional y proporcional de que el riesgo de fuga se mantiene intacto, ya sea porque no hay arraigo familiar o es débil, porque no haya arraigo laboral o es inconsistente o porque la persona condenada goce de una estructura familiar o económica capaz de permitirle vivir en otros paises”.

La eficacia del procedimiento de amparo de un juez ante el Consejo

“No corresponde al Ministerio de Justicia, sino al Consejo, valorar si un determinado hecho vulnera o no la independencia de un juez. Esa competencia corresponde constitucionalmente al Consejo, por lo tanto, la actuación del Gobierno podría haber invadido las competencias exclusivas del Consejo y, en consecuencia, también está vulnerando la independencia de los tribunales”.

Juana no está en su casa

“Se consultó a peritos profesionales, se evaluó la capacidad de ambos progenitores, se exploró a los pequeños, se cuestionó la potestad parental de Francesco, pero la conclusión unánime de los juzgadores fue que no había impedimento para evitar la restitución, por lo que nada les hizo cuestionar lo que habían sentenciado ya, aunque fuere provisionalmente, los jueces de Cagliari. El pronunciamiento era claro, Juana tenía que entregar a los pequeños a su padre, que era el titular de la guarda”.

En defensa de Europa (y II)

“Es importante esta conclusión, ya que el TJUE admite expresamente que el órgano judicial emisor pueda plantear una cuestión prejudicial en la medida que dicho órgano es el máximo garante de los derechos de la persona respecto de quien se ha dictado la ODE”.

En defensa de Europa

“los argumentos del juez español, compartidos o no, no podían calificarse en ningún caso como inadecuados o disparatados, sino que los mismos eran razonables y así lo ha entendido también (…) la fiscalía de Alemania, que no es sospechosa de deber nada a la justicia española”.