Juana no está en su casa

“Se consultó a peritos profesionales, se evaluó la capacidad de ambos progenitores, se exploró a los pequeños, se cuestionó la potestad parental de Francesco, pero la conclusión unánime de los juzgadores fue que no había impedimento para evitar la restitución, por lo que nada les hizo cuestionar lo que habían sentenciado ya, aunque fuere provisionalmente, los jueces de Cagliari. El pronunciamiento era claro, Juana tenía que entregar a los pequeños a su padre, que era el titular de la guarda”.

En defensa de Europa (y II)

“Es importante esta conclusión, ya que el TJUE admite expresamente que el órgano judicial emisor pueda plantear una cuestión prejudicial en la medida que dicho órgano es el máximo garante de los derechos de la persona respecto de quien se ha dictado la ODE”.

En defensa de Europa

“los argumentos del juez español, compartidos o no, no podían calificarse en ningún caso como inadecuados o disparatados, sino que los mismos eran razonables y así lo ha entendido también (…) la fiscalía de Alemania, que no es sospechosa de deber nada a la justicia española”.

Derecho de defensa e interés del menor

“se debe recordar que, el proceso de familia, es dirigido de una manera predominante hacia la protección y bienestar del menor, por lo que todo aquello que atente contra su interés se sitúa en una escala de inferior relevancia en el combate jurídico”.

Stoner, los jueces y la honestidad

“Hoy Luis ha comunicado que abandona la presencia activa en el día a día de esta asociación de jueces. Durante los últimos años de colaboración estrecha con él, no he visto en esa condición atisbo de afán de protagonismo o interés egoísta de ninguna especie. Solo la defensa, por un compromiso íntimo, espontáneo y libre, de la supervivencia del estado de derecho en Cataluña, de la libertad y la tolerancia entre todos los ciudadanos y de la dignidad y prestigio del Poder Judicial”.

La verdad y la prudencia

“No hay tampoco por ello una opción o alternativa entre verdad y justicia; aquélla es el medio o elemento, uno de los esenciales, para alcanzar ésta. En principio, no hay contraposición o dilema entre verdad o justicia; es una sola verdad, bien que sujeta a la valoración de la prueba conforme a la “sana crítica”.