From Sistema democrático

Tsunami antidemocrático

“De las instituciones se espera firmeza, de los representantes políticos prudencia y de los ciudadanos comprensión hacia el que está al otro lado.”.

Operación Toga

“un Estado democrático no puede permitir que de forma reiterada y generalizada se ataque sus instituciones. Protegerlas implica proteger los derechos de los ciudadanos que no piensan como sus atacantes, abandonarlas es abandonar a esa mayoría que quiere convivir en libertad y tranquilidad”.

El significado constitucional de la igualdad de sexos

“la verdadera igualdad entre sexos solo se alcanza con la ponderación efectiva de los méritos de los candidatos a un determinado cargo judicial, que debe estar siempre inspirada por la prudencia y la objetivación de las aptitudes de cada uno de ellos, considerando la especificad del puesto que deba ser dotado en cada caso”.

Los límites a la crítica de las resoluciones judiciales

En los últimos tiempos hemos tenido conocimiento de resoluciones judiciales que han suscitado una gran polémica en la opinión pública. Uno de los ejemplos más recientes y con mayor eco mediático ha sido probablemente la Sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra recaída en el caso de “la manada”. Es por ello que, en este contexto, los operadores jurídicos hemos de plantearnos hasta qué punto es posible criticar las resoluciones emanadas de los órganos judiciales y cuáles son los límites de esa crítica.

Solidaridad con la judicatura catalana

“Percibo con tristeza la pasividad e indiferencia con la que se trata en otros territorios la situación que viven los compañeros de Cataluña. No se le da por los medios la importancia que merece y nosotros tampoco le prestamos la atención necesaria”.

Justicia y comunicación social, una asignatura pendiente

“Por parte del Poder Judicial debemos hacer autocrítica ya si no queremos que el desgaste al que se nos somete con la crítica de determinadas actuaciones judiciales haga tanta mella que resulte imposible poder enmendarlo. Para ello debemos, primero, querer hacernos entender y, segundo, no sólo querer, sino lograr efectivamente hacernos entender”.