Retos del sistema bancario europeo

Nota de edición: El pasado 10 de abril celebramos una nueva sesión de nuestro ciclo de coloquios. En esta ocasión contamos con la intervención de Gonzalo Gortázar Rotaeche, Consejero Delegado de Caixabank. Puede encontrar más información sobre la iniciativa y consultar la entrada original en Foro Compromiso.

RETOS DEL SISTEMA BANCARIO EUROPEO

Gonzalo Gortázar (Madrid, 1965) es Consejero Delegado de CaixaBank desde junio de 2014, tras haber prestado previamente sus servicios como Director General de Finanzas de la entidad. Es Licenciado en Derecho y en Ciencias Empresariales por la Universidad Pontificia Comillas (ICADE) y Máster en Business Administration with distinction por INSEAD. Actualmente también es Vicepresidente Primero de Repsol, Consejero de Banco BPI y Presidente de VidaCaixa. Desde 1993 a 2009, trabajó en Morgan Stanley en Londres y en Madrid, donde ocupó diversos cargos en la división de Banca de Inversión, liderando el Grupo de Instituciones Financieras en Europa hasta mediados del año 2009. Con anterioridad, también desempeñó diversas responsabilidades en Bank of America en Banca Corporativa y de Inversión.

Cuando los ciclos económicos declinan hasta una situación de crisis, la confianza de los ciudadanos en el marco de relaciones que es el mercado también se ve seriamente comprometida. Una situación de crisis comienza por tener un primer impacto de naturaleza política, en la medida en que los ciudadanos exigen una respuesta urgente para sus problemas. Pero todo ese malestar se contagia pronto al resto de espacios: por todas partes cunde la desconfianza en las instituciones y eso enfrenta al sistema con una situación de colapso.

La desconfianza es un mal negocio, por eso las entidades financieras europeas deben colaborar para dotar al mercado de condiciones de seguridad suficientes. ¿Cómo pueden hacerlo? Tratando de no contaminar los espacios de decisión política, respetando que las normas para la regulación del mercado se produzcan de forma espontánea y en una medida en la que se procure la atención de todos los intereses afectados. También, alentando la recuperación económica de sus clientes o evitando incurrir en los errores que hubieran podido cometer en el pasado. Por último, las entidades financieras se encuentran en una posición de ventaja para asumir un liderazgo nuevo para la transformación del modelo de transacciones, incorporando a su giro ordinario las posibilidades que concede el mundo digital, pero cuidando que eso no se haga de manera excluyente, generando barreras que perjudiquen a los que tienen menos capacidades para adaptarse a esos cambios.

A su vez, al sistema judicial español le atañe interpretar las normas que regulan el mercado financiero de manera objetiva y fiable, proporcionando pautas de aplicación concretas y seguras para esas normas, de modo que los intereses afectados por ellas no solo se vean protegidos en la medida en que les corresponda serlo, sino también para que el derecho vea satisfecha una de sus principales virtudes instrumentales: la certeza.

(Imagen: El Principal, Barcelona)

 

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s