Vetos invisibles a la práctica de prueba

VETOS INVISIBLES A LA PRÁCTICA DE LA PRUEBA DE INTERROGATORIOS EN EL EXTRANJERO

El mundo está en un proceso no solo de cambio, sino de constante transformación. Esa transformación se ve claramente en el ámbito digital. Homologué mi título de abogada en España en el año 2008, durante ese proceso siempre recordaré el día que descubrí que, en pleno año 2010, aún se utilizaba el Fax para enviar y recibir notificaciones del Juzgado. ¿Quién podría imaginarse que ese artilugio de ruido ensordecedor y calidad gráfica mejorable de los años 90 era considerado como el santo grial de la comunicación fehaciente? Lo increíble es que, a fecha de hoy, año 2018, aún se siga utilizando el Fax como medio de notificación fehaciente. Partiendo de esa base, parece una labor titánica conseguir que el sistema de Administración de Justicia vaya de la mano con esa transformación paralela que estamos viviendo gracias a Internet.

Cada vez son más las personas de procedencia y lenguas diferentes que vienen a España y se ven inmersos en procedimientos judiciales. En el futuro, las fronteras serán difusas, por lo que creo que es importante hablar abiertamente de la problemática de la práctica de interrogatorios en el extranjero. Estoy segura que, por lo menos una vez al año, los jueces se enfrentan a situaciones donde la víctima, el testigo o la parte no pueden acudir presencialmente al Juzgado por residir en otro país, pero sí están dispuestos a prestar declaración. A pesar de que la Unión Europea y nuestros legisladores han hecho una labor estupenda para regular la práctica de este tipo de pruebas en materia Civil y Penal, proporcionando herramientas fantásticas a través de la Red Judicial Europea y el Prontuario Judicial, en la práctica, me sigo encontrando con silencios, negativas u obstáculos constantes, es un veto invisible.

Dejo a salvo una experiencia muy positiva, que merece la pena ser compartida. Corría el año 2014 y me encontraba en la Audiencia Provincial de Barcelona para la celebración de un juicio oral. Se trataba de un procedimiento en el que fui designada de oficio y tanto la víctima como las otras partes implicadas vivían en distintos países. La víctima era de nacionalidad inglesa y tenía problemas de movilidad, en aquel momento solicité que se practicara su interrogatorio mediante videoconferencia y, para mi sorpresa, admitieron la solicitud. Con una eficiencia exquisita la LAJ organizó la declaración en menos de tres días entre la sede la Audiencia y el Consulado de España en Londres. Dicha declaración sirvió de fundamento a los magistrados para tomar su decisión y aclaró muchas lagunas que habían surgido durante la investigación del procedimiento. Sublime poder decidir con abundancia de pruebas.

Debo confesar que sigo a muchos jueces en “Twitter”, me gusta saber en qué condiciones trabajan, sus problemas cotidianos y he llegado a la conclusión de que el veto surge de la deficiencia de medios. Al parecer los sistemas informáticos se cuelgan a menudo y supongo que la falta de una sala en condiciones para la práctica de videoconferencias influye mucho en que se rechacen las solicitudes. La verdad es que el sistema de justicia Español está más cerca del siglo XIX que del XXI, aunque publiquemos este artículo desde un ordenador, miremos series en “Netflix” y consultemos todo en nuestro “Smartphone”.

En todo caso, mientras jueces y abogados esperamos la llegada de la modernidad a los Juzgados, yo seguiré pidiendo interrogatorios mediante videoconferencias y escribiendo sobre ello, que algo queda.

(No queremos olvidarnos de Forges y por eso hemos elegido esa viñeta para ilustrar la entrada)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s